Consejos para buscar a Dios en Familia

Estar en casa y convivir en familia para muchos es un reto, pero esto también es una gran oportunidad para aprender a buscar a Dios en familia, algunos puntos básicos para que la familia pueda crecer en unidad y fe.

Evitar hacer un monólogo de padres:

“Para fortalecer los devocionales estos deben ser un momento agradable, ameno y un diálogo donde podamos encontrarnos todos. No debe ser un diálogo o flexiones extensas donde papá o mamá se aprovechan para predicar un mensaje de una hora, sino deben ser reflexiones cortas donde participen todos, alrededor de un principio bíblico o una historia bíblica”.

No desanimarse ante la falta de interés

Aunque parezca que los niños estén distraídos durante la plática o se muestren desinteresados, eso no debe desanimar o provocar estrés en los padres o quien esté dirigiendo el momento. “El hecho de que pareciera que los niños permanecen medios dormidos o los jóvenes medio distraídos, no significa que el impacto que tiene en sus vidas es menor”.

“No se desanimen, esas palabras son perlas preciosas que caen en corazones sensibles”.

Debe ser gratificante en lugar de obligatorio

Es muy común que los jóvenes o los miembros más grandes de la casa que ya tomas decisiones por si mismos se rehúsen a participar de los tiempos con Dios. “Comienza en otros momentos donde nos sentamos a la mesa a comer y estamos juntos, nos sentamos a comer y nos tratamos con respeto, respetamos cuando el otro habla y nosotros como padres mantenemos un equilibrio emocional donde no agredimos, no ofendemos y no lastimamos. Esto nos da una autoridad para que en los momentos de reflexión podamos invitarlos a que estemos juntos”.

“No los obligue porque la búsqueda de Dios no debe ser un elemento religioso, debe ser un placer un deleite”.

Temas relevantes para los hijos

Los temas que se aconseja tratar son aquellos que apliquen a la vida de los niños y acorde a lo que estamos viviendo. “No debe de ser un culto o reunión formal, sino que debe ser algo muy de familia donde vamos sembrando principios”. Además, se recomienda darles la oportunidad a los miembros de la familia escoger el tema.

Un último consejo es siempre ir con la idea de que estos momentos sean memorables, únicos, para que sean recordados para siempre.

Ir arriba